Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

Espacios para pensar (I). Goethe en Weimar

En 1775, Goethe huye de Frankfurt y se instala en Weimar invitado por el duque Carlos Augusto. Goethe huye: se escapa dejando atrás su intento de abrir un despacho de abogados y rompiendo su compromiso matrimonial con Lili Schönemann. Goethe inicia así un nuevo camino. Convertido en el favorito del duque, contradice las formas sociales, critica la etiqueta cortesana y pone de moda el traje de Werther, cuya novela epistolar, escrita el año anterior, era causa de auténtico furor en Alemania. Inmediatamente, Goethe deja a un lado todas estas diversiones y se entrega a la tarea política. En cierto modo desilusionado con el poco éxito de su actividad ministerial en Weimar, Goethe viaja a Italia y, a su vuelta, se desliga de todas aquellas obligaciones para imbuirse en una carrera literaria sin parangón. "Conversaciones de emigrados alemanes", "Hermann y Dorotea" y los comienzos de "Wilhelm Meister" y "Fausto", son algunas de sus obras maestras concebi…

Entradas más recientes

Historia y leyendas rosas

Historia del Silencio

Libros, Historia: apuntes sobre historiografía

"Imperiofilia": desmontando a Roca Barea